Los notarios confirman que el número de casos en que se rechazan bienes de familiares por no poder pagar los impuestos es “anecdótico”. En los últimos años se han disminuido cargas fiscales y aumentado umbrales exentos al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, por campañas ciudadanas y de partidos como el PP. Pero los datos confirman que las renuncias no caen cuando hay menos impuestos, sino que siguen altas porque se heredan deudas.

Ver noticia original ➥