En el corazón del barrio de La Ribera de Barcelona se yergue un emblema del arte gótico catalán levantado con el sudor de los ciudadanos. Una basílica, además, archiconocida gracias a la novela de Ildefonso Falcones, La catedral del mar, que ha vendido más de seis millones de ejemplares en todo el mundo.

Ver noticia original ➥