El meridiano más famoso de todos los tiempos hasta el acuerdo de Greenwich -incumplido, por otra parte como es habitual, por los ingleses, pues no implementaron el sistema métrico decimal de uso casi universal como contraparte de la negociación- era el meridiano secreto usado por los jesuitas, impregnado por un secretismo radical. El meridiano original utilizado en sus muy peculiares cartas fue uno de los secretos mejor guardados de todos los tiempos. Hoy se sabe que el santo y seña era Salamanca.

Ver noticia original ➥