A finales de 1995 Sierra había conseguido aumentar sus beneficios al adquirir múltiples empresas dedicadas al mundo del software. Este fue uno de los motivos por los que las acciones de la compañía habían aumentado su valor de forma considerable.

Ver noticia original ➥