El año 2017 se despidió dejando a su paso un dato que para muchos pasó inadvertido: el consumo de los hogares superó su renta disponible en el tercer trimestre del año, por primera vez desde que hay registros en el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este desfase entre ingresos y gastos ocurre cada primer trimestre del año desde el inicio de la crisis, pero no en los meses del verano. Además, de acuerdo con las explicaciones del INE, no vino tanto del lado de los ingresos, como cabría pensar en medio del debate sobre la calidad del empleo

Ver noticia original ➥