El cliente tendrá derecho a una ‘cabaña’ privada con grandes ventanas para poder apreciar el negro manto espacial, así como la Tierra y el resto de cuerpos celestes. También tendrán instalaciones de higiene personal privadas e incluso equipos de ejercicio, además de Wi-Fi. Por supuesto, los clientes tendrán oportunidad de realizar una caminata espacial acompañados por un astronauta profesional. El módulo usado será muy similar al que Rusia está construyendo para el Módulo de Ciencia y Energía NEM-1 para la ISS.

Ver noticia original ➥