Ayer, los activistas de la Asociación para la Tributación de Transacciones Financieras y Acción Ciudadana (Attac) en Francia tuvieron que acudir al Tribunal Superior de París tras una denuncia presentada a finales de diciembre por el gigante Apple: la compañía de la manzana mordida quiere prohibir a los miembros de la ONG la entrada en sus tiendas.

Ver noticia original ➥