La Fiscalía General de Colombia formuló cargos contra de la directora y la colaboradora de un hogar de menores en condición de desplazamiento, en Popayán (Cauca).De acuerdo con la investigación estarían involucradas en agresiones y actos de tortura contra 65 niños que llegaron al centro de atención entre 2014 y febrero de 2017. Según el material y los testimonios recopilados por la Fiscalía las religiosas metían las cabezas de los pequeños en el retrete y les provocaban quemaduras en las manos

Ver noticia original ➥