El presidente del Gobierno ha hecho un ridículo espantoso. Otro más. Mariano Rajoy ha inaugurado el AVE entre Castellón de la Plana y Valencia, territorio Gürtel. El evento se ha convertido en un acto de lo más irrisorio. Primero, se invitó a Rita Barberá, luego, el tren se retrasó más de 20 minutos, y como colofón, Rajoy confunde un tren con un avión: “En solo cinco días ya se han vendido 4.700 ‘tickets’ de avión”, ha dicho de la inauguración del AVE entre Castellón y Valencia

Ver noticia original ➥