Unos 200 alcaldes independentistas catalanes se han plantado en Bruselas para denunciar en un acto lo que consideran una “persecución judicial e ideológica al Gobierno catalán” cesado por el Ejecutivo central y para mostrar su apoyo al ex president Carles Puigdemont, que finalmente ha acudido también a la convocatoria reivindicativa. La mayoría de los primeros ediles han viajado a la capital belga en un vuelo chárter especial procedente de Barcelona.

Ver noticia original ➥