Pese al fulgurante ascenso de Ciudadanos, que pasa de 25 a 35 escaños y se convierte de momento en la fuerza más votada, los independentistas aguantan el tirón y logran superar el listón de los 68 diputados que marca la mayoría absoluta en el Parlament. Junts per Catalunya, la lista que lidera el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, se sitúa justo por detrás de Ciudadanos con 34 escaños y se convierte en la primera fuerza soberanista, seguida de la ERC de Oriol Junqueras, con 32 diputados.

Ver noticia original ➥