La consultora ATKearney elaboró el año pasado un estudio para su Plan Estratégico 2017–2021, encargado por la compañía. "La mayoría de los operadores postales europeos han flexibilizado su modelo de gestión dando entrada al capital privado en su accionariado para poder reaccionar con mayor intensidad y velocidad ante la caída del negocio postal". Advierten de que el riesgo de pérdida de ingresos postales para Correos en un "escenario continuista" está estimado entre 370 y 550 millones de euros (entre el 30% y el 45%) en 2021.

Ver noticia original ➥