La Fiscalía de Murcia ya advirtió en 2015 de que “no podía prevalecer sobre la protección del medio ambiente el derecho de la región a contar con las mejores comunicaciones ferroviarias”.

Ver noticia original ➥