Las imágenes horrorizan y causan indignación. La separación de padres e hijos —muchos de corta edad, todos enjaulados— que están teniendo lugar en Estados Unidos, muestran la cara más brutal del imperio. La administración de Donald Trump defiende estas medidas para deportar en la frontera a las familias que tratan de cruzar, mientras los solicitantes de asilo centroamericanos esperan la decisión de los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.

Ver noticia original ➥