Con el llamado “delito de odio” se está castigando últimamente de manera masiva y contundente. Lo curioso del caso es que, la inmensa mayoría de las veces, las personas castigadas son casi siempre las que dejan mensajes u opiniones adversas al Gobierno y a su manifiesta ideología. Los fascistas, por ejemplo, apenas conocen las sanciones …

Ver noticia original ➥