El Gobierno recorta las motos, y también los coches, de la Guardia Civil de Tráfico: ha suprimido 573 vehículos de su parque móvil en menos de dos años, periodo en el que también ha seguido reduciendo la plantilla, que ha perdido 230 efectivos. Estas medidas forman parte de los recortes generalizados en materia de seguridad, con la supresión de más de 12.000 policías y guardias civiles en cinco años mientras avanza la privatización de servicios, y de su aplicación específica al campo de la seguridad vial, donde la reducción de medios

Ver noticia original ➥