Imágenes de un cráter tomadas por la sonda Mars Express de la ESA el 1 de enero desconciertan a los científicos, que no saben discernir si su origen es un meteorito o un supervolcán.

Ver noticia original ➥