Es una planta invasora del Amazonas que crece en verano con mucha más intensidad. Hasta ahora no había una solución adecuada para erradicar esta planta sin dañar al resto de la biodiversidad del ríoUn trabajo de investigación coordinado por la Universidad de Extremadura y el Instituto de Investigaciones Agrarias Finca La Orden, de la Junta, aporta los primeros visos de luz a este desastre naturalHan logrado desarrollar el primer bio-herbicida capaz de secar al camalote

Ver noticia original ➥