Amy Everett se suicidó con tan solo 14 años debido al cyberbullying. Ahora, su padre ha querido invitar al funeral de Amy a aquellos acosadores que contribuyeron al triste final de Amy. Su familia intenta así concienciar sobre este problema, y “salvar a otras familias” que atraviesan la misma “tristeza y tragedia”.

Ver noticia original ➥