El absentismo y las bajas laborales se disparan en España. En nuestro país hay personas que no van a trabajar y que cobran puntualmente su sueldo, tanto en el sector público como en el privado, un fraude que supone para el estado más de 1.000 millones de euros, según el Ministerio de Empleo

Ver noticia original ➥