Una parte importante de las labores que en la actualidad hacen los abogados y algunas figuras administrativas de la administración de Justicia podrían asumirlas los robots, ya que se trata de trabajos mecánicos donde el criterio aplicable no depende de un humano sino de un proceso establecido por la ley. Esto liberará su tiempo para dedicarlo a tareas de mayor valor. La incidencia del mundo digital en el ámbito jurídico es tan profunda, que en unos años podría ser muy diferente de como es ahora.

Ver noticia original ➥