Mientras el PP madrileño se financiaba ilegalmente, cuando no hizo cosas peores, Carmena y los suyos demostraban que los populares eran unos pésimos gestores. En año y medio Carmena y su equipo han reducido la deuda municipal en casi 2.000 millones

Ver noticia original ➥