La juez Pilar de Lara notificó un auto que dicta una orden de alejamiento a dos personas en Lugo para proteger a la perra a la que, supuestamente, arrojaron al vacío hace una semana. De Lara impone a los imputados, Carmelo M.M. y Eva M.M., una distancia mínima de 500 metros respecto al animal, aproximarse a cualquier persona que pueda asumir la custodia de la víctima y la tenencia de animales mientras se prolongue la instrucción.

Ver noticia original ➥