La Corte Suprema de EEUU anunció que no revisaría el caso de Charles Rhines en Dakota del Sur, hallado culpable de asesinato. Algunos de los miembros del jurado que impusieron la pena de muerte al acusado afirmaron que consideraban que la alternativa, cadena perpetua en una cárcel de hombres, es algo que disfrutaría al ser un hombre gay.

Ver noticia original ➥