Jueces franceses han absuelto a ocho personas acusadas de formar parte de un grupo anarquista que intentó sabotear parte de la red de ferrocarril de alta velocidad en Francia hace una década, y decretado que la existencia del grupo era una “fantasía”. Los abogados de la defensa habían acusado al Gobierno y a las autoridades bajo la presidencia del conservador Nicolas Sarkozy de afirmar falsamente que había un caldo de cultivo de terroristas anarquistas de izquierdas en una tranquila población en el centro de Francia y de manipular el caso…

Ver noticia original ➥