El último año ha estado marcado por un goteo de sentencias que ponen de relieve las prácticas de los nuevos propietarios en las viviendas del IVIMA y la EMVS, vendidas a precio de saldo por los gobiernos del PP. "Los jueces empiezan a frenar la cantidad de abusos en materia de alquileres, que son los mismos cometidos en materia hipotecaria", analiza una abogada. Los tribunales han parado desahucios y reconocido el derecho de los inquilinos a reclamar la venta porque tiene "consecuencias directas" sobre ellos..

Ver noticia original ➥