Los resultados anuales del Santander y los documentos publicados por la JUR el pasado viernes dan argumentos suficientes a la Justicia para tomar medidas cautelares porque demuestran lo que se lleva planteando desde el mes de junio: la intervención del Popular se hizo para rescatar al Santander.En primer lugar los resultados anuales del Santander demuestran que el Popular no era un banco quebrado sino que era un banco solvente y necesitaba aportaciones extraordinarias de liquidez, aportaciones a las que no pudo acceder porque Saracho..

Ver noticia original ➥