"El escepticismo debe ser un componente de la caja de herramientas del explorador, en otro caso nos perderemos en el camino. El espacio tiene maravillas suficientes sin tener que ser inventadas". Con esta profunda reflexión Carl Sagan cierra uno de los capítulos de su libro El mundo y sus demonios. El escepticismo, como sabemos, fue una característica fundamental de Sagan, el hombre que convirtió la divulgación científica en un viaje personal.

Ver noticia original ➥