La investigación judicial iniciada en Francia sobre las relaciones del grupo francés Lafarge con los yihadistas empeñados en derrocar el gobierno sirio acaba de sacar a la luz los estrechos vínculos entre esa transnacional y los servicios secretos franceses. La jueza Charlotte Bilger, a cargo de la instrucción de la denuncia presentada por varios ex trabajadores de Lafarge, ha ido extendiendo sus investigaciones sobre la actividad en Siria de esa empresa dedicada a la fabricación de cemento y finalmente ha acabado por preguntarse

Ver noticia original ➥