Los peores temores del sector del cerdo ibérico, especialmente del más ligado a los sistemas tradicionales de cría y producción, se están haciendo realidad. Nada impide la exportación de animales, de la genética de la raza ibérica, recuerda Juan Luis Ortiz, secretario general de la DO Pedroches, en Córdoba. La última petición por parte del sector, en 2016, al Ministerio de Agricultura para proteger de alguna forma el término ibérico acabó en nada, pese a estar años dándole vueltas.

Ver noticia original ➥