Un acto político en el que no hubo más política que un puñado de referencias a los peligros que suponen los nacionalismos y otro puñado de referencias a la grandeza y la suerte que supone ser español, español, español.

Ver noticia original ➥