Todo comenzó oficialmente una década antes, en 1990, cuando el 12 de junio el juez Baltasar Garzón ordenó la famosa operación Nécora contra Sito Miñanco y Manuel Charlín, los capos de la droga en Galiza.

Ver noticia original ➥