Leer es un ejercicio sano para el cerebro, pero muchas veces no encontramos el tiempo suficiente en nuestro día para dedicarle el tiempo necesario. Es cierto que al llegar la noche es cuando más cansados estamos, pero no deberíamos dejar que ver la televisión o navegar por Internet sean las últimas actividades que nuestro cerebro realiza antes de ir a dormir. Leer es mucho más sano y tiene unos beneficios que no podemos dejar pasar.

Ver noticia original ➥