Los letrados del Parlament han analizado, incluso gramaticalmente, el reglamento del Parlament para asegurar que no se incurre en irregularidades. Coinciden de forma unánime en que la investidura del nuevo presidente de la Generalitat debe ser "presencial y personal". Consideran además que si Puigdemont hiciera su discurso a través de un plasma, podría estar asesorado constantemente por otras personas, y se rompería el principio de igualdad con los demás diputados. "Retuerce el reglamento el 100%".

Ver noticia original ➥