Los papás de la víctima acordaron no denunciar los sucesos en “interés” de la salud de la menor. Los Mossos d’Esquadra cuestionaban la demanda de la chica al estimar que se han consentido los vínculos, ya que su declaración no coincidía con las imágenes que se podían observar de las cámaras del salón.

Ver noticia original ➥