Pese a que el número de establecimientos de este tipo creció el 3,7% en 2016, sus cuentas no auguran nada bueno. Estos comercios son los que más pérdidas tuvieron en 2016, frente a las grandes cadenas que aumentaron sus beneficios.

Ver noticia original ➥