Y todo porque en España, a diferencia de países como Alemania o Italia, donde no existen una Fundación Adolf Hitler o un marquesado de Mussolini, respectivamente, sí hay una Fundación que lleva el nombre de Franco, por la que el ahora emérito Juan Carlos I creó el ducado de Franco, un título con grandeza de España que justificó calificando la dictadura como "una gloriosa etapa histórica de nuestra Patria".

Ver noticia original ➥