La lira turca caía a un mínimo histórico y los rendimientos de los bonos del país tocaban brevemente su máximo en al menos ocho años el martes, después de que el presidente Tayyip Erdogan dijera que tiene previsto ejercer un mayor control de la economía después de las elecciones del próximo mes. Los comentarios de Erdogan, en una entrevista con Bloomberg Television en Londres, aumentaban las preocupaciones sobre los intentos del presidente para decidir el rumbo de la política monetaria y reducir la capacidad del banco central

Ver noticia original ➥