Los directores de la embajada del Govern se reunieron en fechas clave con decenas de asistentes de congresistas y senadores de EEUU para que respaldaran la independencia de Cataluña. El Govern de Carles Puigdemont maniobró en secreto en la fase decisiva del procés para tratar de conseguir el apoyo de Estados Unidos a su plan secesionista. Los directores de la delegación de la Generalitat en Washington se reunieron en privado hasta en 34 ocasiones con jefes de gabinete y asesores de políticos estadounidenses con asiento en el Senado y la Cámara

Ver noticia original ➥