El gato de las arenas o gato del desierto es uno de los felinos más huidizos que existen. Hay pocos ejemplares y los que viven en libertad apenas dejan huellas, se mezclan con el entorno por su pelaje y tienen ciclos de vida nocturnos. Para colmo, su hábitat se ha visto severamente reducido por la actividad humana. Ahora, y después de cuatro años de investigaciones en el norte de África, un equipo de conservacionistas ha conseguido captar por primera vez en video a una camada de gatitos del desierto en estado salvaje.

Ver noticia original ➥