La cisticercosis es provocada por los quistes larvales de la lombriz Taenia solium, un parásito que se encuentra frecuentemente en el cerdo. Afecta al ser humano cuando ingiere sus huevos a través de suelo contaminado, agua o comida, o incluso por el contacto con otra persona previamente infectada.

Ver noticia original ➥