Entre el final de 2011 y el de 2017 lo que se llevaron las empresas aumentó el 12%. Por su parte, lo que le correspondió a cada asalariado subió en cambio el 1%. Y si se descuenta el encarecimiento de la vida la renta por asalariado fue un 3,7% más baja al final del tiempo de Rajoy que antes de la llegada del PP al poder. La renta media por persona fue en 2011 de 13.902 euros. En el último año completo de Rajoy, 2017, fue de 13.690 euros, descontando el aumento del coste de la vida. Un 1,5% menos. La desigualdad ha aumentado…

Ver noticia original ➥