Unos piensan que hay que estar loco para vivir allí. Para otros, es un lugar soñado donde todos pueden prosperar. Hanford Site vive prácticamente de los ingresos que genera la instalación nuclear, admite el alcalde, quien considera que hay un fuerte estigma asociado con cómo es la vida cerca de la planta. Allí se desarrolló parte del Proyecto Manhattan que culminó en la elaboración de unas bombas atómicas que terminarían siendo tristemente famosas

Ver noticia original ➥