La Policía Foral ha detenido recientemente en Villafranca a una vecina de 29 años como presunta autora de los delitos de malos tratos en el ámbito familiar y de quebrantamiento de orden judicial contra su hija menor de edad. Los hechos sucedieron en un bar de la localidad ribera, donde la menor se había refugiado tras ser presuntamente golpeada por su madre en la vía pública. Agentes de la comisaría de Tafalla encontraron a la joven muy asustada y al identificar a la madre descubrieron que tenía una orden de alejamiento sobre la menor.

Ver noticia original ➥