Como un boomerang. La estrategia de Mariano Rajoy de dejar todo el conflicto en Cataluña en manos de los jueces ha provocado ya el enojo del mundo conservador que le podría apoyar. El articulista José Antonio Zarzalejos, muy influente en sectores del PP, considera que el presidente efectivo es el juez Pablo Llarena, porque Rajoy ha “vaciado de facultades el Gobierno en una estrategia de irresponsabilidad verdaderamente escandalosa”.

Ver noticia original ➥