La Agrupación Reformista de Policías denuncia que hay mandos en muchas comisarías que están empleando estos coches para su disfrute personal. El sindicato insiste en que los vehículos camuflados “deben ser una herramienta para los trabajos de prevención, investigación y detención de miembros del mundo delincuencial y del crimen organizado”, su uso “ha de ser operativo” y no particular. “Hay mandos en algunas comisarías que están utilizando estos coches como vehículos propios para desplazarse a sus domicilios e,incluso, para irse de vacaciones"

Ver noticia original ➥