Los entornos de las instalaciones de Televisión de Cataluña, en Sant Joan Despí, han sido escenario este domingo de dos concentraciones de signo contrario, que han hecho desplegar como medida preventiva un importante dispositivo policial. Por un lado, varios grupos españolistas y del extrema derecha han protestado ante una de las entradas de la televisión pública catalana para reclamar el cierre del ente porque consideran que "genera odio" .

Ver noticia original ➥