El aumento de un 27% de media del precio del alquiler en tres años dispara las situaciones límite con las que tienen que lidiar los inquilinos. Cada vez se denuncian más casos de inmuebles enteros en los que la propiedad apuesta por echar a los inquilinos para revalorizar los pisos. Una convocatoria del Sindicato de Inquilinos saca a la calle a cientos de vecinos de la ciudad para pedir una vivienda digna y a precio asequible.

Ver noticia original ➥