Confundido, el empleado de tesorería ha llegado a temer que la identidad de M. Rajoy, el nombre escrito en el sobre, no se correspondiera con Mariano Rajoy. “Pensé que había metido la pata, pero después el presidente me ha pedido que vuelva el mes que viene”, explica aliviado.

Ver noticia original ➥