Los agentes de la Guardia Civil no podrán llevar tatuajes visibles, piercings ni barbas o bigotes largos. Así lo ha ratificado este miércoles el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras aprobar la orden que regulará a partir de ahora el aspecto físico de la Benemérita.

Ver noticia original ➥